Sobre mí

jueves, 21 de diciembre de 2017

Sonríe e ilumina el mundo

La risa puede ser sincera y mostrar el alma del que ríe, o puede ser un escudo que esconde la doblez. Cuando una persona ríe de corazón, se ilumina el mundo. Y no hay nada más inquietante que una risa falsa. Los humanos somos capaces de engañar y de ocultar la verdad. Por eso los griegos la llamaban ALETHEIA, es decir, lo que no está oculto. Verdad y transparencia, no ocultación, son palabras correlativas. La verdad fundamenta el mundo que conocemos. No se la puede negar sin afirmarla. Si la verdad no existe, eso quiere decir que al menos esta frase es verdadera. Por eso la sonrisa sincera muestra la verdad que habita en nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿La ciencia de la vida sabe lo que estudia?

Sentía curiosidad por saber cómo definía la vida ni más ni menos que la ciencia de ídem, es decir, la biología. Y encontré lo siguiente e...